martes, 11 de noviembre de 2014

El Biguá.

Phalacrocorax olivaceus
Resulta frecuente observarlos en todo nuestro litoral marítimo, en ríos, lagunas y embalses, ya sea posado en la rama de un árbol, en una pose erecta, con sus grandes alas negras extendidas al sol, o nadando con el cuerpo bastante sumergido y con el pico dirigido hacia arriba.

Es un gran pescador y mediante el buceo obtiene su presas, generalmente mojarras, bagres y pejerreyes, que trata de tomarlos de frente par facilitar su paso por el tubo digestivo.
Como no posee glándula uropigia, como otras aves acuáticas, con cuya secreción impermeabilizan el plumaje, debe secarse al sol, permaneciendo inmóvil durante varias horas con las alas extendidas.
Para anidar se reúnen en colonias denominadas “corveras”.
En la Argentina existen otras cinco especies de cormoranes, los cuales pueden ser vistos solamente en la costa del mar.

Familia: Phalacrocoracidae

Largo del cuerpo : 63 cm.

Provincias en las que habita:

Buenos Aires - Catamarca - Chaco - Chubut - Cordoba - Corrientes - Entre Rios - Jujuy - La Pampa - La Rioja - Mendoza - Misiones - Neuquen - Rio Negro - Salta - San Juan - San Luis - Formosa - Santa Fe - S. del Estero - T. del Fuego - Tucuman - Santa Cruz .
Foto: I. Barragan.

Autor de la ficha: Manlio Landolfi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario